lunes, noviembre 08, 2010

Sabiduría de mamá vs paradigmas de profesor (y sacerdote)

En segundo de bachillerato llevé al colegio Metamorfosis, de Kafka. Lo estaba leyendo porque mi hermana lo había leído mientras hacía sexto y el libro andaba rodando por la casa. El Rector me vio con el libro y llamó preocupado a mi mamá. Mi mamá, más sabia que cualquiera del colegio, le dijo que si lo entendía sería magnífico. Y si no, pues no habría problema, porque aparte de considerarlo extraño no despertaría ningún interés. 


De eso me enteré un par de años después del caso. La ventaja de tener una mamá culta así nunca haya pasado de tercero de bachillerato

3 comentarios:

Jefferson dijo...

Fabulosa entrada!! me pasó algo parecido con ese libro de Kafka!! felicidades por este gran blog, lo seguiré la mismo!

Juan Hernández Porfirio dijo...

¿Pero que era lo que le preocupaba al directivo del libro? Digo, yo lo he leído y no he visto nada inquietante en él.

Anónimo dijo...

Acabo de encontrarme tu blog, buscando algo sobre los zumbambicos, y me he divertido mucho. Por que no lo has continuado? Aunque sea con la madre de los demas.

Gracias!