sábado, marzo 24, 2012

De los dichos de mi mamá

A la topa tolondra

Cuando hacíamos las cosas de afán y sin cuidado. Como tender la cama para obtener el permiso para ir a jugar banquitas. Así quedaba hecho, a la topa tolondra, y había que rehacer lo mal hecho.